PROTOCOLO DE AVISTAMIENTO DE CETÁCEOS


Normas generales de conducta durante la realización de actividades recreativas de observación de cetáceos 

Este es el protocolo de cetáceos en España

Este conjunto de normas se definen dentro del denominado Espacio Móvil de Protección de Cetáceos y están reguladas desde 2008 por el Real Decreto 1727/2007, por el que se establecen medidas de protección de los cetáceos. 

Este espacio se define como un cilindro imaginario de espacio marino y aéreo con un radio de 500 metros centrado en el cetáceo o grupo de cetáceos, con una altura de 500 metros en el aire y una profundidad de 60 metros bajo el mar.


Estas son las normas generales de conducta que debe seguir toda embarcación para realizar un avistamiento responsable de cetáceos:

  • Los barcos deben aproximarse a los animales de forma suave y constante. La velocidad debe ser inferior  a 4 nudos. Nunca se realizará en ángulo recto con la dirección de movimiento de los animales, ni por delante, ni por detrás. Debe ser en un ángulo de al menos 30 º.
  • Durante la observación, el barco debe navegar en un recorrido paralelo, sin cambios bruscos en la dirección o velocidad.
  • No podrán aproximarse a menos de 60 metros de los animales (zona de exclusión). Se evitará cualquier contacto, por ello está prohibido nadar o bucear con ellos.
  • El tiempo máximo de permanencia entre los 60 y los 300 metros es de 20 minutos.
  • Al apagar el motor y después de la puesta en marcha, se mantendrá en punto muerto o fuera de marcha durante al menos un minuto. Todos los cambios de velocidad o revoluciones del motor siempre se llevarán a cabo de forma gradual y lenta.

  • Una vez que haya terminado la observación, la velocidad del barco no cambiará hasta no estar fuera del área móvil de observación de cetáceos.

  • Cuando más de un barco se aproxima al mismo cetáceo o grupo de cetáceos simultáneamente, estos deben coordinar su aproximación y maniobras por radio para que haya un impacto mínimo en los animales.
  • Los barcos nunca deberán ponerse en reversa, excepto en una emergencia o para evitar una colisión con otro barco o con un cetáceo.
  • Está prohibido navegar en círculo alrededor de un cetáceo o grupo de cetáceos, así como limitar su libertad de movimiento.
  • Si se observaron signos de alarma o cambios de comportamiento en un cetáceo o grupo de cetáceos, tales como saltos repetitivos o cambios de dirección, se abandonará el área móvil de observación de cetáceos.
  • Está prohibido producir ruido o sonidos agudos que puedan molestar a los animales, a menos que esto sea necesario para la seguridad pública o para la protección de los cetáceos. 
  • En caso de que un barco que realiza actividades no recreativas sea abordado por cetáceos, el buque continuará sin ningún cambio brusco o, si es posible, la actividad se detendrá. En todos los casos, el buque actuará de acuerdo con criterios razonables a favor de la protección y conservación de la especie.

¿Quieres conocer el protocolo de avistamiento de cetáceos con más detalle? Sigue leyendo.